/ martes 12 de febrero de 2019

El Chapo y el juicio del siglo, mejor que una narcoserie

Los propios socios dieron la estocada final a Guzmán Loera

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

Policiaca

Abandonan a bebé en la basura

Desnaturalizada madre ni siquiera le dio sepultura

Policiaca

Investigan a hampón detenido por robo a gasolineras

No ha comparecido ninguna persona de estos establecimientos

Policiaca

Atropella policía a ancianito en San Pancho

El oficial Alejandro de 48 años de edad fue detenido y puesto a disposición de las autoridades ministeriales

Local

Graffiteros defienden el derecho al agua y al arte

Diferentes artistas urbanos plasmaron su talento en una toma de agua de La Ermita

Política

Acapulco recibe a AMLO con protestas por recorte a guarderías

Representantes de las estancias infantiles exigen al presidente López obrador que "recapacite"

OMG!

¡Intimidad al descubierto! Revelan más fotos de Peña Nieto y Tania Ruiz en Acapulco

En las instantáneas de la boda, Peña Nieto aparece relajado y sonriente, vestido con una guayabera blanca y cercano a Ruiz, quien también se muestra con un espectacular vestido rojo

Policiaca

Atropella policía a ancianito en San Pancho

El oficial Alejandro de 48 años de edad fue detenido y puesto a disposición de las autoridades ministeriales

Deportes

Con sabor a liguilla, León visita al Atlas en la Liga MX Femenil

Atlas sólo ha perdido un juego de seis que ha afrontado en la cancha Alfredo “Pistache” Torres

Deportes

Peligra invicto de las Mieleras en gira por la capital del país

La quinteta “guanajua” tuvo un arranque perfecto en casa