/ martes 12 de febrero de 2019

El Chapo y el juicio del siglo, mejor que una narcoserie

Los propios socios dieron la estocada final a Guzmán Loera

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

Policiaca

[VIDEO] Asesinan a hombre en la colonia Valle Hermoso

Una mujer resultó lesionada de dos impactos en una de las piernas

Policiaca

Encuentran sin vida a el "Ponchas" en Lomas de Vista Hermosa

Los hechos ocurrieron sobre calle Sevilla esquina con Ciudad Real.

Policiaca

Convivía con su agresor, el apuñalado de Ibarrilla

Se indicó que tanto la víctima como el agresor se encontraban a las afueras de un domicilio, cuando de pronto comenzaron a escuchar a José María pidiendo ayuda

Mundo

Protestas en Hong Kong piden a líderes del G20 eliminar ley de extradición

Con pancartas de "Por favor, libere Hong Kong" y cantando "Ayuda a Hong Kong", los manifestantes

Gossip

Familias frente al fuego, el nuevo desafío gastronómico

Ocho familias pelearan por llevarse a casa un millón y medio de pesos y el título de los mejores cocineros 

Gossip

Jaime López celebrará 50 años de carrera en el Teatro de la Ciudad

Para Jaime López fue circunstancial el surgimiento de canciones como Chilanga banda

Gossip

Kany García lanza su sexto álbum, Contra el viento

Este disco contó con la colaboración de Natalia Lafourcade, Fito Páez y Joaquín Sabina pintó algunas las imágenes que se utilizaron para la carátula del disco 

Cultura

Vicente Rojo crea nueva obra lumínica en patio central del Monte de Piedad

Es el nuevo vitral que le da vida al patio central del Monte de Piedad en el Centro Histórico 

Sociedad

Zacatecas congela las bodas igualitarias

Defensores de la familia tradicional tomaron el Congreso para exigir consulta sobre el tema