/ viernes 29 de mayo de 2020

Segob llama al Congreso de Nuevo León no aprobar pin parental

Considera que las reformas a la Ley de Educación contravienen el interés y el derecho a la educación

MONTERREY. En medio de grupos a favor y en contra respectivamente, el Pleno del Congreso local votará hoy el pin parental, que faculta a padres de familia decidir el tipo de educación que recibirán sus hijos en temas de género, sexualidad y reproducción, o si no quieren que se les brinde.

Mientras tanto, la Secretaría de Gobernación hizo un llamado a los diputados de Nuevo León a no aprobar la propuesta en la Ley de Educación: “Las reformas contravienen el interés superior de la niñez y el derecho a la educación bajo los principios rectores constitucionales e infringen la competencia federal sobre la materia”.

La propuesta de reforma al Artículo 3 de la Constitución de Nuevo León fue aprobada en la Comisión de Puntos Constitucionales en días pasados, misma que en enero presentó el diputado Juan Carlos Leal, del Partido Encuentro Social.

Para ser aprobada se requiere de 28 votos de los 42 diputados locales, si no alcanzara ese porcentaje podría volver a analizarse.

Para Mario Rodríguez Plata, vocero del Movimiento por la Igualdad en Nuevo León y uno de los dirigentes de la comunidad LGBTTIQA+, la propuesta propicia la segmentación de la educación que se impartirá a niños, niñas y adolescentes, al inculcar en ellos el parecer de los padres y de las madres, basándose en sus prejuicios de corte religioso o moral.

Se estigma a hijas e hijos de padres del mismo sexo y se desprecia lo establecido por el texto de la actual legislación, añade.

Sin embargo, asociaciones de padres de familia y legisladores del PAN formaron un bloque a favor de la reforma, mismo que es encabezado por los senadores Víctor Fuentes, Isabel Guerra y Annia Gómez; los diputados locales Claudia Caballero y Juan Carlos Leal, así como la Unión Neolonesa de Padres de familia, Asociación Estatal de Padres de Familia, Familias Fuertes Unidas por México y el Frente Nacional por la Familia.

Las dirigencias sindicales de las secciones 20 y 21 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación fijaron su postura a favor de una educación con respeto a la diversidad, inclusiva, gratuita y laica.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

MONTERREY. En medio de grupos a favor y en contra respectivamente, el Pleno del Congreso local votará hoy el pin parental, que faculta a padres de familia decidir el tipo de educación que recibirán sus hijos en temas de género, sexualidad y reproducción, o si no quieren que se les brinde.

Mientras tanto, la Secretaría de Gobernación hizo un llamado a los diputados de Nuevo León a no aprobar la propuesta en la Ley de Educación: “Las reformas contravienen el interés superior de la niñez y el derecho a la educación bajo los principios rectores constitucionales e infringen la competencia federal sobre la materia”.

La propuesta de reforma al Artículo 3 de la Constitución de Nuevo León fue aprobada en la Comisión de Puntos Constitucionales en días pasados, misma que en enero presentó el diputado Juan Carlos Leal, del Partido Encuentro Social.

Para ser aprobada se requiere de 28 votos de los 42 diputados locales, si no alcanzara ese porcentaje podría volver a analizarse.

Para Mario Rodríguez Plata, vocero del Movimiento por la Igualdad en Nuevo León y uno de los dirigentes de la comunidad LGBTTIQA+, la propuesta propicia la segmentación de la educación que se impartirá a niños, niñas y adolescentes, al inculcar en ellos el parecer de los padres y de las madres, basándose en sus prejuicios de corte religioso o moral.

Se estigma a hijas e hijos de padres del mismo sexo y se desprecia lo establecido por el texto de la actual legislación, añade.

Sin embargo, asociaciones de padres de familia y legisladores del PAN formaron un bloque a favor de la reforma, mismo que es encabezado por los senadores Víctor Fuentes, Isabel Guerra y Annia Gómez; los diputados locales Claudia Caballero y Juan Carlos Leal, así como la Unión Neolonesa de Padres de familia, Asociación Estatal de Padres de Familia, Familias Fuertes Unidas por México y el Frente Nacional por la Familia.

Las dirigencias sindicales de las secciones 20 y 21 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación fijaron su postura a favor de una educación con respeto a la diversidad, inclusiva, gratuita y laica.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Policiaca

Matan a tres en Yuriria, entre las víctimas hay un niño que pasaba por el lugar

Fuentes extra oficiales comentaron que los hombres se encontraban caminando por la calle antes mencionada cuando sujetos armados disparan contra ellos hiriendo consigo aun niño de 10 años

Policiaca

Balean a mujer en Las Arboledas

De manera extraoficial, se informó que los presuntos agresores eran dos hombres conocidos como “El Jerry” y Yahir

Policiaca

Hallan cuerpo en Camino Antiguo a Comanja

Sin identificar, el hombre aparenta una edad de entre los 20 a 25 años

Finanzas

Sucursales de Banco del Bienestar cuestan más de 2 mil 941 mdp

El Banco del Bienestar pago a las Fuerzas Armadas antes de cancelar el contrato de los cajeros automáticos

Política

Gobernadores gastan 900 mil pesos en Facebook

De los siete mandatarios que se publicitan, el de Baja California ha pagado hasta 800 mil pesos

Finanzas

Conago llevará a AMLO plan de infraestructura

La Conago incluirá el tema en la reunión de la próxima semana con el Presidente de la República

Sociedad

SNTE pide que revivan programa calderonista

El programa de Tecnologías Educativas desde su creación y hasta hasta 2017 entregó más de 301 computadoras a profesores de educación básica

Finanzas

Disruptores | Inversiones de bajo riesgo triunfan en la pandemia

Daniel Mizrahi, fundador de Propeler, señala que el mundo de la inversión empresarial no se ha detenido por la emergencia sanitaria

En el ring

Lucha libre mexicana se resiste a quedarse en la lona

El deporte más popular en el país detrás del fútbol, agrupa a entre 5,000 y 7,000 luchadores, la mayoría sin seguro ni pensión