imagotipo

Visita a Don Goyo y olvídate del miedo a morir

  • Verónica de la Luz/EL Sol de Puebla
  • en República

PUEBLA, Pue.- No cualquiera puede visitar a Don Goyo. Es selectivo como anfitrión. Uno tiene que prepararse físicamente para caminar sus veredas y sortear la altura.

Cuando uno va por primera vez, el gigante pone trabas, como sentir baja presión, perderse, pensar: "no puedo".

Si uno hace amistad con su bosque, con sus rocas petrificadas, con la ceniza, con la tranquilidad, con el aire puro y con la paz interior, el coloso te acepta y te da regalos, como conocer a gente que no le teme, a personas como don Francisco, un alpinista que lleva nueve años acudiendo a ver al volcán en su cumpleaños.

El regalo para el coloso es ayudar a quienes, por voluntad o casualidad, suben a apreciar las ofrendas y los festejos que organizan los habitantes del mundo para él. Y es que aunque los pobladores de Xalitzintla son quienes más acuden al volcán, en su día también recibe visitas de otros estados, como Ciudad de México y Nuevo León, e incluso, de italianos y estadounidenses.

Francisco, su hermano y su amigo veneran la tradición del cumpleaños de Don Goyo. Comen mole y arroz que ofrecen los mayordomos, y siguen los rituales que el tiempero, Antonio, hace cada año.

Como ellos, cerca de 250 personas, coincidieron ayer en "el ombligo" del volcán, que se encuentra a 4 mil 200 metros sobre el nivel del mar. Se prepararon desde las 5 o 6 de la mañana para caminar por dos o hasta más de cinco horas (dependiendo del ritmo se cada participante) e ir a rendir culto: agradecer un año de ser el pilar natural que genera equilibrio en el ecosistema y 365 días en los que el Popo ha dado la venia para las actividades cotidianas, pues no ha hecho erupción.

VIAJAN DESDE DISTINTAS LATITUDES

Fanny es otro de los ejemplos de lo que significa ver al coloso. A sus 12 años, fue la primera vez en subir. Sus padres son originarios de Xalitzintla, aunque desde hace algunos años viven en Estado de México, pero viajaron expresamente para perpetuar la tradición.

Su acción para honrar a la naturaleza, fue ayudar a quien esto escribe. Compartir unos limones para evitar el mareo, esperar cuando faltaba el aliento y compartir el momento tanto con desconocidos, como con su familia, es su manera de decir: ¡felicidades, Don Goyo!.

Decenas de familias escalaron la cuesta, arrastraron los pies por la ceniza acumulada, cargaron comida, madrugaron, rezaron y entregaron su fe tanto al elemento natural, como a sus deidades católicas. Pidieron por la abundancia, la familia, la fe, la salud y el amor.

Un joven procedente de Italia, hizo la expedición con la comunidad. En su casi perfecto español, dijo: “Es simplemente maravilloso. No puedo creer que en algún lugar del mundo exista esta tradición”.

TODOS LLEVAN OFRENDA

Pese a contar con un aguardiente para el frío, la fiesta es totalmente pacífica y familiar. Se sabe que cada 12 de marzo es inhábil para algunos lugareños de las faldas del Popocatépetl, pues acuden a perder el miedo a la muerte, a encontrar esperanza, a hacer migas, a ver las "semillas", que son rocas formadas por la actividad habitual del coloso.

Cualquiera puede ser candidato a visitar el Popocatépetl, pero tiene que dejar un regalo, que puede ser en especie (frutas, flores, guisos, objetos, imágenes), o de forma intangible, como música, rezos y apoyar a quien uno se encuentre en el camino.

Hay quienes a falta de conocimiento de las costumbres del lugar, solo dejan como ofrenda para el volcán, un pacto de amigos, acerca de regresar algún día. Incluso, ofrendan sus deseos o sus sueños.

No se distingue entre mujeres y hombres, ni por edad, pues algunas niñas y niños escalaron, igual que personas de tercera edad.

"Ándale Angelito, camina otro poco", decía una mujer a su hijo de unos seis años, quien iba en su espalda en un rebozo rojo. Le repetía que su papá se había atrasado y que ella no podía con todo, pues llevaba una mochila con alimentos, más pan y tortillas, en bolsas separadas. Era comida para ofrecer a la comunidad.

Así, varias historias, de gente que caminaba sofocada, haciendo paradas continuas para descansar entre los pastizales, apreciando al volcán con nieve. Todos se reponían pasados varios ejercicios de respiración, ingesta de chocolate, o bebiendo agua o refresco.

Se electrocuta niña de 13 años en La Florida

Se electrocuta niña de 13 años en La Florida

La menor limpiaba la suciedad de sus mascotas en la azotea

Redacción

local

Investigan crimen en Lomas de Echeveste

Investigan crimen en Lomas de Echeveste

Autoridades mantienen hermetismo en el caso

Se va al fondo del arroyo Las Liebres

Se va al fondo del arroyo Las Liebres

La conductora resultó ilesa, sólo con algunos raspones

“Mariachi loco”

“Mariachi loco”

Un mariachi resultó lesionado al chocar en su vehículo contra un árbol

Se dan el llegue mañanero

Se dan el llegue mañanero

Chocan urbanos en San Juan Bosco

Lo agarran con droga

Lo agarran con droga

En la colonia Las Margaritas

destacados

Suben casos de suicidio en Venezuela por crisis económica

Suben casos de suicidio en Venezuela por crisis económica

A la mayoría de los venezolanos su salario no les alcanza para llegar a fin de mes

Una opción de vida o muerte para Erdogan en elección presidencial

Una opción de vida o muerte para Erdogan en elección presidencial

El presidente-sultán está en peligro de perder; para evitarlo, “está decidido a emplear todos los medios necesarios” que le da el poder, advierten analistas

Secretaría de Gobernación destruirá más de un millón de micas e información

Secretaría de Gobernación destruirá más de un millón de micas e información

Las huellas dactilares e imagen del iris y fotografías del rostro de los menores que fueron tomados en el periodo del primero de diciembre de 2006 al 30 de noviembre de 2012

Separa brecha salarial a México de EU y Canadá

Separa brecha salarial a México de EU y Canadá

Hasta el 2016, el salario promedio anual en México era de 15 mil 311 dólares, mientras en Canadá de 48 mil 403 dólares

Si ceden agua a las empresas, según Agua para Todos

Si ceden agua a las empresas, según Agua para Todos

El integrante de Agua para Todos propuso un modelo de gestión que involucra a la comunidad de cada cuenca