/ lunes 24 de diciembre de 2018

Noé dejó una tristeza inmensa en su hogar

Caminando por la calle Ceylan girando por la calle Sudán en la colonia La Escondida, encontrarás una casa de dos pisos decorada con macetas llenas de flores en el balcón, justamente ahí vivió Noé o como lo conocían sus amigos “Sot”. Con apenas 19 años de edad se truncaron las metas y sueños de este jovencito un 17 de mayo de 2013.

La señora Eva, su madre, tiene un puesto de ropa que saca los días viernes y domingo; desde su silla, contempla la imagen de su hijo en un mural que está enfrente de su casa y que fue mandado hacer por sus seres queridos.

Con lágrimas en los ojos, la señora Eva reconoce que ha sido muy doloroso poder vivir sin Noé, inclusive no puede evitar que se le haga un nudo en la garganta cuando la gente le sigue preguntando por él, lo mismo le pasa a toda su familia.

"Mi hermano era muy alegre, le gustaba patinar y hacer graffiti, defendía a su familia a capa y espada… era único", comentó Karina

“Sot” se dedicaba a estudiar cuando un día junto con sus amigos decidió ir a un balneario para pasar un agradable fin de semana. Todo iba en marcha como lo había planeado, sin embargo su destino pronto cambiaría pues nunca se imaginó que el lanzarse de un tobogán le acarrearía problemas de salud que posteriormente terminarían con su vida.

“Se aventó de cabeza de un tobogán y cayó al fondo de la alberca y se quebró su vertebra. Él estaba vivo de puro milagro”, dijo Karina.


Cuando la cruel noticia llegó a sus padres, ellos se encontraban en un rancho y tuvieron que trasladarse a un sanatorio en Silao; los doctores no se explicaban cómo el golpe tan fuerte que recibió Noé lo mantuviera consiente. “De hecho platicaba con mi mamá, hablaba bien, lo único que no podía hacer era mover su cuerpo”. Aun así, no les daban esperanza de vida, sin embargo especialistas realizaron un procedimiento quirúrgico. “Había salido todo bien”.

A un mes de estar internado, le salieron unas llagas en el estómago, nuevamente le iban a practicar una cirugía, pero a ésta no resistió y falleció.

Su familia no daba crédito a este lamentable suceso, y aquella casa de dos pisos fue decorada con más flores y coronas pero esta vez para recibir el cuerpo de aquel muchacho que cuando era niño, corría y hacía travesuras en aquel lugar donde ahora reposaría.

“Era tan querido mi hermano que el día de su velorio vino gente desde Irapuato; venían vestidos con playeras blancas y globos blancos”.


La gente que fue a darle su último adiós, optó por caminar detrás de la carroza para darle sepultura en el panteón San Sebastián.

El “Sot” también es recordado en un mural que está en la calle San Julio en la colonia Santa Clara y en otro que está en la calle Ceylan.


Te puede interesar: "El Hormiga" es recordado en Las Margaritas


José Refugio quien falleció un 7 de mayo, a causa de una enfermedad renal, Fernando Villegas Rayas, falleció electrocutado y Noé Eduardo Ramírez Ledeza. El mural se encuentra en la calle Ceylan, colonia La escondida.


En este último también son recordados José Refugio quien falleció un 7 de mayo, a causa de una enfermedad renal, y Fernando Villegas Rayas, sobrino de don José.

Fernando falleció cuando se encontraba trabajando y por descuido tocó unos cables de luz con un artefacto de metal, se electrocutó y cayó de un nivel de dos pisos.

Cada 12 de diciembre es decorado con flores y lucecitas de navidad el muro y un padre va oficiar una misa en aquel altar, los vecinos se reúnen para hacer guardia toda la noche.

Lea también: Historias detrás de los muros


Y para el Día de Muertos en este enorme mural, vecinos llevan fotos y se cooperan para realizar un altar tradicional del tamaño de la virgen y ahí recuerdan a sus seres queridos.



Caminando por la calle Ceylan girando por la calle Sudán en la colonia La Escondida, encontrarás una casa de dos pisos decorada con macetas llenas de flores en el balcón, justamente ahí vivió Noé o como lo conocían sus amigos “Sot”. Con apenas 19 años de edad se truncaron las metas y sueños de este jovencito un 17 de mayo de 2013.

La señora Eva, su madre, tiene un puesto de ropa que saca los días viernes y domingo; desde su silla, contempla la imagen de su hijo en un mural que está enfrente de su casa y que fue mandado hacer por sus seres queridos.

Con lágrimas en los ojos, la señora Eva reconoce que ha sido muy doloroso poder vivir sin Noé, inclusive no puede evitar que se le haga un nudo en la garganta cuando la gente le sigue preguntando por él, lo mismo le pasa a toda su familia.

"Mi hermano era muy alegre, le gustaba patinar y hacer graffiti, defendía a su familia a capa y espada… era único", comentó Karina

“Sot” se dedicaba a estudiar cuando un día junto con sus amigos decidió ir a un balneario para pasar un agradable fin de semana. Todo iba en marcha como lo había planeado, sin embargo su destino pronto cambiaría pues nunca se imaginó que el lanzarse de un tobogán le acarrearía problemas de salud que posteriormente terminarían con su vida.

“Se aventó de cabeza de un tobogán y cayó al fondo de la alberca y se quebró su vertebra. Él estaba vivo de puro milagro”, dijo Karina.


Cuando la cruel noticia llegó a sus padres, ellos se encontraban en un rancho y tuvieron que trasladarse a un sanatorio en Silao; los doctores no se explicaban cómo el golpe tan fuerte que recibió Noé lo mantuviera consiente. “De hecho platicaba con mi mamá, hablaba bien, lo único que no podía hacer era mover su cuerpo”. Aun así, no les daban esperanza de vida, sin embargo especialistas realizaron un procedimiento quirúrgico. “Había salido todo bien”.

A un mes de estar internado, le salieron unas llagas en el estómago, nuevamente le iban a practicar una cirugía, pero a ésta no resistió y falleció.

Su familia no daba crédito a este lamentable suceso, y aquella casa de dos pisos fue decorada con más flores y coronas pero esta vez para recibir el cuerpo de aquel muchacho que cuando era niño, corría y hacía travesuras en aquel lugar donde ahora reposaría.

“Era tan querido mi hermano que el día de su velorio vino gente desde Irapuato; venían vestidos con playeras blancas y globos blancos”.


La gente que fue a darle su último adiós, optó por caminar detrás de la carroza para darle sepultura en el panteón San Sebastián.

El “Sot” también es recordado en un mural que está en la calle San Julio en la colonia Santa Clara y en otro que está en la calle Ceylan.


Te puede interesar: "El Hormiga" es recordado en Las Margaritas


José Refugio quien falleció un 7 de mayo, a causa de una enfermedad renal, Fernando Villegas Rayas, falleció electrocutado y Noé Eduardo Ramírez Ledeza. El mural se encuentra en la calle Ceylan, colonia La escondida.


En este último también son recordados José Refugio quien falleció un 7 de mayo, a causa de una enfermedad renal, y Fernando Villegas Rayas, sobrino de don José.

Fernando falleció cuando se encontraba trabajando y por descuido tocó unos cables de luz con un artefacto de metal, se electrocutó y cayó de un nivel de dos pisos.

Cada 12 de diciembre es decorado con flores y lucecitas de navidad el muro y un padre va oficiar una misa en aquel altar, los vecinos se reúnen para hacer guardia toda la noche.

Lea también: Historias detrás de los muros


Y para el Día de Muertos en este enorme mural, vecinos llevan fotos y se cooperan para realizar un altar tradicional del tamaño de la virgen y ahí recuerdan a sus seres queridos.



Policiaca

Van a sacar a paracaidistas y ellos los balean [VIDEO]

Testigos señalaron que los agresores huyeron a bordo de un vehículo de color rojo y de una motocicleta de color amarillo

Policiaca

Homenaje a la muerte en las esquinas de los barrios

Así como en la 10 de Mayo existen otras colonias en las que se dan estas manifestaciones en memorias de los jóvenes, integrantes de pandillas en su mayoría

Policiaca

Sin identificar los asesinados en Brisas del Campestre

La Fiscalía General del Estado, informó que ya trabajan en las investigaciones pertinentes, para ubicar a los familiares de las víctimas

Policiaca

Homenaje a la muerte en las esquinas de los barrios

Así como en la 10 de Mayo existen otras colonias en las que se dan estas manifestaciones en memorias de los jóvenes, integrantes de pandillas en su mayoría

Gossip

Napoleón, firme en su decisión de retirarse de los escenarios

José María Napoleón retoma el tour Hasta siempre y se despide en escenarios de la Ciudad de México, Monterrey, y Guadalajara

Sociedad

México vierte agua sucia en el río Bravo

La CILA manifestó preocupación por estos desagües, ya que el caudal que nace en la parte norteamericana es usado para el riego de cultivos de maíz y trigo

Finanzas

Empresas europeas apoyan la inclusión

Las compañías suizas han sido pioneras en adoptar políticas corporativas a favor de las personas LGBT+

Sociedad

Atacan a tiros fiesta de director policiaco en NL

Rafaguearon 4 hombres armados el frente del inmueble; no hay heridos

Cultura

Carlos Monsiváis y Salvador Novo: dos intelectuales en el clóset

Carlos Monsiváis y Salvador Novo, los mayores cronistas de la ciudad de México en su época, fueron, sin llegar a proponérselo, pioneros del activismo en favor de los derechos LGBT+